close

¿Porqué viajar nos hace más inteligentes?

DSC_0384

¿Sabías porqué viajar nos hace inteligentes? ¡Acá vamos!

Tomar decisiones rápidas, orientarte en calles desconocidas, encontrar tu tipo de comida, organizar constantemente tus cosas, comunicarte con personas de otras culturas y lenguas, ser eficaz con los tiempos, calcular las conversiones de moneda, son solo algunas tareas del día a día mientras estás de viaje.

Todos estos procesos mentales que te pasan cuando estás lejos de casa, son un gran entrenamiento para tu mente. Y por lo tanto, una forma de ganar lucidez y de ampliar tu cerebro.

Cuantas veces escuchamos “viajar es la mejor escuela” y es cierto, no puedo estar más de acuerdo con ello.

Vijar es el capítulo en que nos tiramos al agua, a partir de ahí sos vos y el mundo. Empieza el momento de poner en práctica todas tus habilidades, de enfrentar tus temores, de hacer resistencia frente al cansancio.

Acá te menciono varios motivos por los que viajar es muy buena forma  de volverte más inteligente:

Adaptación y Flexibilidad:
Firenze

Ya no estás en tu pecera donde tus reglas influyen más que nunca tu entorno. Allá nadie te conoce y todo el mundo actúa de manera muy diferente a la tuya.

Sentirse extranjero es toda una experiencia nueva, no todos nos adaptamos fácilmente.

Al principio todo parece hermoso y fascinante. Sin embargo, con el paso de los días, el cambio de ciudades, la barrera idiomática, puede despertar un poco de frustración y ansiedad. Viajar no es tan fácil como lo venden las revistas.

Y esta es la parte que más nos gusta a los que salimos de la pecera, nos gusta que el viaje sea un desafío personal.

Viajar de una manera que todos los días nos pongamos a prueba, al final los resultados son siempre muy positivos. Uno se adapta a todo. Se integran elementos de la nueva cultura a la vida personal, logra hacerse entender, se siente parte de más lugares en el mundo, se conoce mejor a sí mismo.

Toma de decisiones:
20170103_133454
Estar viajando es prueba y error constantemente. Cada día de tu viaje tendrás que tomar un montón de decisiones.  ¿Cuánto tiempo le dedico a este lugar y cuanto a este otro? ¿Voy en metro o en bus?¿Qué llevo conmigo hoy?

Y eso no es todo, también están las decisiones bajo presión. Por ejemplo, cuando perdés el tren que te lleva en hora al aeropuerto para tomar tu vuelo, o simplemente tomás el tren equivocado. ¿Y cuando te metés en un lugar peligroso sin darte cuenta? ¡Esa es brava!

Son momentos en los que el tiempo corre y pesa, y tomar la decisión correcta supone un proceso de pensamiento enredado. Y también de auto control.

De nuevo el cerebro está siendo entrenado para situaciones diferentes y acostumbrándose a ellas. Es prueba y error, y cuanto más viajas más veces te afrontas a ciertas situaciones que en casa es más difícil que sucedan o se dan en menor medida.

Así vas ganando habilidades y conociendo más como funcionás ,entendiendo que tu mente tiene ciertos patrones y mecanismos frente a diversos estímulos.

Conocimientos:DSC_0138
Aprender cosas totalmente nuevas es parte del proceso que viajar nos hace inteligentes. Inevitablemente,  guste o no, accedemos a un montón de información sobre el lugar en donde estamos: Su historia, sus costumbres, el carácter de las personas, sus comidas, etc.

Es un montón de información nueva que procesamos y que nos muestra otra realidad a la que no estamos acostumbrados.

Por este motivo no es raro que las personas cambien mientras viajan ya que durante el viaje se producen nuevos cuestionamientos e ideas sobre la vida propia.

Pedir ayuda:

GOPR5512

Hace poco estuvimos bastantes días en Hungría. Un país que tiene uno de los idiomas más difíciles del mundo. En pocas palabras, no se les entiende absolutamente nada.

Entonces tuvimos que preguntarle a algunos estudiantes que hablaban inglés, que palabras teníamos que saber para hablarle a la gente. Nos ayudaron y empezamos a probar diferentes frases hasta que dimos con algunas que nos servían.

En otro momento estábamos en el supermercado y no nos podíamos dar cuenta cuáles eran las leches, los yogurt o las cremas. Y fue ahí cuando le pedimos ayuda a una señora que estaba de compras; ella no hablaba ni inglés ni español, pero de alguna manera graciosa nos hicimos entender.

El asunto es que cuando te paseas por lugares extraños no tenés otra alternativa que pedirle ayuda a extraños. Y al hacerlo no solo dejamos en orgullo de lado sino que también ponemos  en práctica la forma de agradarle a las personas.

Nota: La empatía es una de las cualidades más valiosas que debe tener un viajero.

Y no solo se trata de pedir ayuda sino de confiar en los demás, a pesar de que sean extraños. Algo que nos resulta raro y de lo que somos prejuiciosos.

Si hay algo que me ha pasado viajando es romper con prejuicios inconscientes que surgen sobre las diferentes personas.

Y además, estamos acostumbrados a tenerlo todo bajo control, pero viajando caés en manos de otros inevitablemente, y entendés que no todo es tan malo como parece, y que la mayoría de las personas en el mundo son buenas y quieren el bien para los demás. ¡Eso es muy inspirador!

Practicidad:
IMG_3003

Si hay algo que pasa seguro entre más viajas es la tendencia de llevar menos y menos cosas a la hora de armar tu mochila. Jamás he conocido a un viajero que haya aumentado el peso y tamaño de su mochila con el paso de los viajes, todos siempre se reducen en equipaje.

Incluso en el día a día, cada cosa que lleves en tus bolsillos y hasta el tipo de prendas que utilices en cada lugar será clave para marcar tu experiencia.

Y no solo con las posesiones, también sucede con los pensamientos.

De alguna manera tendemos a dejar muy poco espacio en la mente para las cosas que no hacen la gran diferencia, en cambio invertimos todas tus energías en absorber experiencias antes que en cualquier otra cosa.

¡Viajando lo importante es vivirla!

Intuición y visión:
GOPR5237

La intuición es la más entrenada al andar por lugares que no conocemos.

¿Esta marca en ese mapa es un museo o un mirador? ¿El camino de la derecha o de la izquierda? ¿nos combiene hacer ese tramo denoche o de día?

Poco a poco todo viajero va desarrollando fuertemente su intuición. De pronto, luego de tener unos cuantos viajes, la intuición es como el 6to sentido y pocas veces falla. Se forma así una capacidad de anteponerse a los hechos para poder sacar mejor provecho al viaje.
El viajero sabe lo que está pasando a su al rededor, siempre, a no ser que sea su primer viaje 🙂

Humildad y aceptación:
20170106_104112

¡Que importante este punto! Aceptar como soy es una de las cosas más importantes que aprendí viajando.

Al poner a prueba las habilidades de uno es completamente normal que cometer errores.

Entonces comentes muchos más errores que normalmente, como menciono en el punto anterior, muchas veces tomas la decisión incorrecta.

Quizás al principio moleste pero luego das cuenta que no sos tan perfecto como pensaste que eras.

En la medida que estos hechos se repiten entre viaje y viaje empiezas a tomar más dimensión de quien sos, cuales son tus debilidades y tus fortalezas.

Ahora ya sabes que la próxima vez que salgas a explorar el mundo te vas a traer contigo mucho más que recuerdos e historias 🙂

No olvides seguirnos en las redes sociales

 

Viajar también nos hace más inteligentes porque es una manera de cruzar nuestros propios límites. ¡Te invitamos a leer este post aquí!

German Ali

The author German Ali

Leave a Response